Por qué iOS 5 ha vuelto a dejar atrás a la competencia

Hoy ha sido puesto a disposición del público, por fin, la última versión del sistema operativo móvil de Apple, iOS 5. iOS 5 es la mayor revolución que ha experimentado el sistema, la mayor desde que Steve Jobs se subiese a un escenario hace casi cinco años ya y dejase boquiabierto a medio mundo con una nueva manera de entender los dispositivos móviles y la interacción del usuario, una manera de entender que ahora se trasluce en otros grandes sistemas: Android, Windows Phone 7, la mala pieza que es Symbian^3 y el maltrecho pero excelente WebOS. Y lo más curioso es que de nuevo Apple, con iOS 5, vuelve a tomar ese paso por delante para mirar a la competencia una vez más por el retrovisor. Y lo más curioso, es que de nuevo, a la competencia, le va a dar absolutamente igual.

Acto I: El Ecosistema

Lo primero que tendemos a hacer cuando pensamos en iOS 5 es imaginar la larga lista de novedades y funcionalidades que incluye. Mec. Primer error. Ojo, ocurre lo mismo con Ice Cream Sandwich y con cualquier otro ejemplo que me quieras poner. Aquí lo que está pasando es que hace un tiempo ya que un sistema operativo dejó de ser meramente un conjunto de funciones sueltas que se van incorporando versión tras versión, un a ver quién puede más, un ‘el mío puede hacer esto y el tuyo no’, la eterna batalla por el a ver quien la dice más gorda. Y no. Me dan igual las funcionalidades, me da igual que tu teléfono sea capaz de hackear una red WiFi con un diccionario de claves que te bajaste de ese foro de superhackers, me trae al pairo que le instalaste la última ROM cocinada por algún aburrido con demasiado tiempo libre, me importa un comino simplemente porque lo que va a hacer que tu sistema operativo móvil sea un gran sistema operativo móvil es el ecosistema que tenga alrededor.

Y es que pensar en iOS 5 a secas es quedarse con la mitad del pastel, iOS 5 va intrínsecamente unido con la otra gran novedad de hoy: iCloud. Y el papel que le toca ejercer a iCloud en nuestra pequeña opereta es precisamente la de ser ese ecosistema, la magia en segundo plano que está ahí y no la sientes, la que se encarga de todo, la tuerca que faltaba para que la maquinaria engranase, el responsable en última instancia de que iOS 5 sea un magnífico sistema operativo, y que no sea sólo una lista de novedades, sin más.

Las comparaciones son odiosas, se dice, pero empecé este post diciendo por qué iOS 5 es mejor que el resto y supongo que habrá que ser consecuente ¿Que algunas de las novedades (y mira que intento evitar esta palabra) de iOS 5 ya estaban y están en otras plataformas? Por supuesto que sí ¿Que ninguna de estas funciona tan bien, ni es tan completa, ni ofrece un nivel de integración tan alto como iOS 5? Por supuesto que también. Pero decir ‘oye, mi sistema hacía esto’ es volver a lo mismo de antes, tu sistema lo hacía, pero volvía a fallar en lo mismo: en el ecosistema.

Ecosistema es que no me importa donde tome una foto, ni en mi iPhone, ni en mi iPad ni mi Mac. Ecosistema es que no me importa donde cree un evento en el Calendario, que no tenga que preocuparme por hacer una copia de seguridad porque mi teléfono solito se va a encargar, que cierre un documento en mi iPad y lo abra tal cual estaba en mi Mac, que no tenga por qué preocuparme donde uso mi sistema, en móvil, en escritorio, en tablet, sino cómo lo estoy usando y para qué me está sirviendo, el ecosistema. Por eso Apple lanza iMessages y no le preocupa que no sea multiplataforma, por eso lanza Find My Friends y sólo da soporte a iOS y no al resto de millones de usuarios con smartphones de otros SO, por el ecosistema. ¿Que el modelo de Apple es un jardín vallado? Ya lo sé, pero es un jardín cojonudo.

Acto II: Cuando menos es más, o algo así

Los benchmarks, o pruebas de rendimiento más recientes del iPhone 4S muestran que su procesador funciona a 800 Mhz, y que la RAM se mantiene con respecto al modelo anterior ¡800 Mhz y misma RAM! En un teléfono que sale casi año y medio después de su predecesor y que aún así se las apaña para funcionar como un puñetero cohete procesando un 70% más rápido que el modelo anterior. Un momento ¿Alguien dijo procesador de doble núcleo snapnosequé con giga de RAM? Oh, no, dejémosle eso a los Androids, la chispa del asunto, el truco del conejo escondido en el sombrero es, por supuesto, el sistema, iOS 5

No es lo que tú teléfono sea capaz de hacer, es lo que tú puedes hacer con él” esta frase tan manida, tan repetida y tan tergiversada es la clave de que iOS 5 de nuevo vuelva a distanciarse de la competencia como decía al principio del post. Tomemos el ejemplo de Android, es un gran, grandísimo y tremendo sistema operativo, coges el teléfono recién salido de fábrica y caramba, aquello vuela, sin embargo te diriges al Android Market, instalas la primera aplicación que te encuentre y salvo honrosas excepciones aquello apesta ¿Qué esta fallando? Tu experiencia de usuario ¿Qué se está dificultando? Lo que puedes hacer con tu teléfono. Y ahí está el problema.

La experiencia de tener un buen sistema entre mis manos, la sensación de despreocuparme por el sistema para vivir en las aplicaciones es algo que todavía no he sentido con ningún otro, y mira que me gustaría. Incluso aunque iOS presenta muchas funciones muy por encima del resto, insisto, me dan igual, menos, como dijo Mies Van der Rohe, es más.

Acto III: Deja cerrado, si no te importa

Es una de las cosas que más le han criticado siempre a iOS y nunca he entendido por qué, es cerrado cerradito como una nuez ¿Y existe algún problema? ¿Que no puedo cocinarle una ROM? ¿Lo necesito acaso? Es un sistema diseñado para funcionar con una serie de especificaciones de hardware muy concretas. Lo que me quito de en medio sin contemplaciones con esta medida es una de las grandes lacras de Android: la fragmentación. Y sí, por supuesto que hay fragmentación en iOS, a ver si alguno quería que Siri funcionase en un telefono de hace dos años y medio como el 3GS. Y sí, la fragmentación es inherente al proceso evolutivo de un dispositivo, pero no lo es al proceso evolutivo de cientos de ellos, de cientos de modelos, de hardwares, de tamaños de pantalla, especificaciones…

He sido listo (o no), me he dejado lo mejor para el final. Todo el post podría resumirse en este último punto, mientras no haya un sistema que se esfuerce por ser creado para un teléfono en concreto, para ofrecer las mejores condiciones de usabilidad y de experiencia de usuario, entonces apaga y vámonos porque a iOS no le va a costar mucho seguir en la cabecera. Un momento ¿No fue por eso por lo que Google compró Motorola? Precisamente, amigos, precisamente, y justo por eso es que se nos avecinan tiempos muy prometedores en el mundo de los sistemas operativos móviles, sigo pensando que todavía no hemos visto nada.

Y es justo la perspectiva de futuro con respecto a los demás sistemas operativos la que nos lleva, por fin, al acto final, esto acaba.

Acto Final: la indiferencia

Si has llegado a este punto del post habrás quedado convencido o de que iOS 5 es efectivamente el mejor sistema operativo móvil del mundo oestarás rasgándote las vestiduras por lo fanboy que soy. Me da igual. ¿Por qué? Por que en lo que respecta a esa perspectiva de futuro de la que recién hablaba a las demás compañías les va a dar absolutamente igual, ya lo dejaba escrito en el primer párrafo del post.

Android va a seguir apuntando a ser ese sistema masivo, el nuevo Windows, un poco feote y que muchas veces empieza a fallar como una escopeta de feria, pero en el fondo le acabas teniendo cariño. Android se va a convertir en el ‘sistema para todo’ cuando llegue, que está a puntito, la popularización de los smartphone, cuando los smartphone ya no sean ‘smart’, sino sólo ‘phone’. Tiene un futuro muy prometedor y viene integrado exquisitamente con Google, pero salvo ese teléfono que saquen con Motorola no guardo grandes esperanzas de que alguna vez logre alcanzar ese puesto de mejor sistema operativo.

Windows Phone 7 es ese sistema que parecía el chico tímido, gordo con granos que de repente se quita las gafas, se medio levanta el tupé y se ha mostrado con la última actualización como un gran SO con muchísimo que decir. Aunque lo he puesto el tercero, para mí es debería ser el segundo de la lista, porque sí, es mejor que Android ¿Por qué? Por el ecosistema, Windows en este caso ¿Por qué? Por las aplicaciones ¿Por qué? Pr la interfaz, por la experiencia de usuario, por todo. Y cuando lleguen los primeros Nokias que lo monten todavía más, verás tú que risa le va a dar Android.

En cuanto al resto, WebOS demasiado tiene con no acabar de meter el otro pie en la tumba, Symbian es el patito feo al que se le olvidó cómo convertirse en cisne y BlackBerry OS demasiado con que los dos CEOs de RIM acaben de entender que 2007 ha llamado y quiere su teclado físico de vuelta. Mientras tanto, ahí sigue iOS, que es el héroe aparte de por mérito propio por omisión del resto, esperando a que alguien se levante, le plante cara y le suelte un ‘Tu eras el mejor sistema operativo, prepárate para morir’ a lo Iñigo de Montoya.

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s