Lista de resoluciones y propósitos geek para 2012

Aunque muchos de nosotros seamos geeks seguimos arrastrando una serie de tareas que dejamos para otro momento porque, admitámoslo, nos encanta procrastinar. Y es algo que está muy bien, pero el problema viene cuando es demasiado tarde para hacer dichas cosas o cuando las hemos retrasado tanto que hacerlas va convirtiéndose en algo cada vez más y más duro.

Por eso me he decidido a hacer una lista de resoluciones que todo geek debería seguir en 2012, al menos si quiere dignarse a llamarse geek.

No dependas del almacenamiento en disco

La nube ha sido una de las grandes protagonistas de 2011 y volverá a serlo el año que viene. Según avanzamos el mundo de la informática de usuario se va enfocando más y más a Internet, y prueba de ello es que compañías como Google están apostando fuerte por ella —se puede decir que Chrome OS es un sistema operativo nacido por y para la nube—. La ventaja está clara: acceder a todo tipo de contenidos desde cualquier parte utilizando cualquier ordenador o dispositivo, y que mejores contenidos que los que podamos aportar nosotros mismos. Utilidades como Dropbox o Skydrive nos permiten almacenar nuestros propios ficheros musicales o fotografías con éste propósito, y además serán una muy buena opción de cara a compartirlos con otras personas si lo deseamos.

Este año han surgido muchos nuevos servicios y la competencia es cada vez mayor, algo que desemboca en mejores características y un mejor servicio para nosotros. Nosotros os hemos hablado de 10. ¿Cual es vuestro favorito? Sea cualquiera de ellos o viejos conocidos como el mencionado Dropbox, no dejéis de probarlos y no dependáis del almacenamiento en disco.

Haz copias de seguridad regularmente

Si llevar a cabo el paso anterior te va a llevar tiempo, o incluso aunque no sea así ya que al menos a día de hoy los sistemas operativos si que están instalados en nuestras máquinas, siempre es bueno realizar copias de seguridad de forma regular. Obligarnos a programarbackups periódicos mantendrá nuestro sistema operativo y datos siempre bajo control, y evitará que perdamos todo en caso de que suceda lo peor. Hemos de recordar que los discos duros y demás tipos de almacenamiento offline no son infalibles y el hardware tiene un tiempo de vida limitado, así que es mejor prevenir que curar.

Las posibilidades a la hora de realizar copias de seguridad son infinitas. Para empezar, podemos pensar en cualquiera de los servicios de almacenamiento en la nube del punto anterior para guardar contenidos. Así no solo estaremos ocupándonos de que nuestros datos estén a salvo sino que podremos acceder a ellos desde cualquier parte. Y segundo y más importante de cara a hacer una copia del sistema operativo, por ejemplo, utilizar alguna de las aplicaciones de backup del mercado, como las 5 utilidades que os propusimos hace poco.

Consume contenidos online

De nuevo, uno de los protagonistas del año y un punto íntimamente relacionado con las dos propuestas y resoluciones anteriores. Actualmente no sólo podemos almacenar nuestros contenidos en la nube de cara a mantenerlos resguardados y acceder a ellos desde donde estemos, sino que hay una amplia variedad de servicios y sitios que nos ofrecen todo tipo de contenidos y que harán que nos olvidemos definitivamente de las descargas. Hablo de servicios como Spotify o Netflix, los cuales nos permiten acceder a millones de canciones, películas y vídeos a un reducido coste (o incluso gratis) y ofreciéndonos una altísima calidad.

Consumir contenidos online no sólo nos evita tener que descargar contenidos con copyright sino que nos evita gastar espacio físico y nos permite seguir compensando económicamente a sus autores y potencia que cada vez sean más los que se lanzan a publicar sus trabajos en la nube.

Ahorra trabajo y mantén tus dispositivos sincronizados

Tener un smartphone o una tableta es tener un ordenador más. Un dispositivo reducido, hermano y amigo de nuestros dispositivos de trabajo, y por lo tanto algo que debería integrarse a la perfección con ellos. Y lo hace. Mantener nuestros dispositivos sincronizados evitará que hagamos el doble de trabajo, compartiendo utilidades, programas y sobre todo información, y aprovechando las ventajas de los mismos.

No tiene sentido que nuestro nuevo teléfono (por poner un ejemplo) se convierta en un aparato más del que ser esclavo y con el que emplear tiempo y trabajo: hazlo una sola vez y compártelo entre tus aparatos. Por ejemplo, hoy en día podemos disponer de una única y completa libreta de contactos en la que almacenar tanto teléfonos como direcciones de email o físicas, y consumirlas a través de nuestro ordenador para mandar un correo o del teléfono para hacer una llamada.

Mejora tu privacidad en las redes sociales

Una de las ventajas de la red es que nos permiten interactuar con un altísimo número de personas, y por lo tanto es una muy buena idea para mantenernos en contacto con ellos a través de una red social, por ejemplo. En ellas podemos tener tanto a nuestros familiares como amigos, compañeros de trabajo, gente cuyas publicaciones nos parecen interesantes o, quien sabe, hasta al vecino. Por ello es un must el ajustar correctamente la configuración de privacidad. Estoy seguro de que más de uno se ha dado un susto compartiendo cierto contenido con gente con la que no tiene la confianza suficiente, o se ha visto en la situación de querer enviar una fotografía a sus amigos pero no a sus compañeros de trabajo.

Las grandes redes sociales como Facebook o Google+, por ejemplo, nos permiten además de ajustar los niveles de privacidad, diseminar a nuestros contactos en grupos o círculos, de nuevo otra muy buena idea de cara a compartir lo que queremos con quien queremos.

Mejora tus contraseñas

Utilizar buenas contraseñas es algo que está a la orden del día. Antiguamente el disfrute de la informática era offline, y aunque utilizar passwords seguros era también importante, en la mayoría de los casos los usuarios no necesitaban hacerlo a no ser que compartieran ordenador en el puesto de trabajo o centro de estudios. Según se ha ido avanzando y hemos ido focalizando la informática de consumo en Internet, se hace imprescindible utilizar buenas contraseñas ya que nos estamos conectando a una red en la que todo el mundo está conectado.

Este comienzo de año puede ser la excusa perfecta para mejorar nuestras contraseñas. En plural, porque estoy seguro de que todos tenéis más de una cuenta online, ya sea de correo, en alguna red social o en ese blog que os gusta tanto. Es recomendable utilizar contraseñas diferentes ya que si logran hacerse con una el resto de cuentas seguirán a salvo. Muchos usuarios de PlayStation Network utilizaban la misma contraseña en sus correos, lo que llevó a principios de año a que muchos no sólo perdieran el acceso a su cuenta de Sony, sino también a sus bandejas de entrada y, quien sabe.

Dejando aparte esa obviedad, lo más seguro suele ser utilizar contraseñas con caracteres alfanuméricos, diferente casing (uso de mayúsculas y minúsculas) y que incluyan símbolos. Cuanto más larga sea, más difícil de crackear será. En ningún caso deberíamos utilizar nombres propios, nuestro número de teléfono, o palabras con las que nos puedan asociar fácilmente, como nuestras películas favoritas o equipos deportivos. En las preguntas de seguridad, exactamente lo mismo. Porque probablemente mucha gente sepa cual es el nombre de tu mascota, ¿verdad?

Organiza tu inbox, organiza tu iLife

Lo mismo se aplica a nuestras cuentas de correo y cuentas de otros servicios en general. Mantener una buena organización en nuestra cuenta de correo nos permitirá acceder más rápido a los correos que buscamos y no tener que depender tanto de la opción de búsqueda. Una opción que está muy bien pero en la que podemos perder valiosos minutos. Una muy buena idea es crear carpetas o etiquetas donde guardar los diferentes tipos de correos, ya sea dependiendo del tipo de remitente, del tipo de contenido que recibimos, ambas u otras posibilidades. Y además si creamos filtros que almacenen directamente los correos dependiendo de nuestras preferencias, nos aseguraremos de no tener que emplear tiempo en tener que organizarla en el futuro, o al menos de hacer el trabajo más sencillo

Organiza tu tiempo

En parte cumplido en el punto anterior, dependiendo de como utilicemos nuestro correo electrónico, organizar nuestro tiempo online es sumamente imperante, ya sea para controlar nuestras actividades en la red o para utilizar la red y nuestros dispositivos para controlar nuestro tiempo en el mundo real. Una muy buena idea es utilizar las ya clásicas aplicaciones de gestión de tareas o notas como Wunderlist o Remember The Milk, las cuales nos ayudarán a llevar una lista de tareas en la que apuntar no sólo nuestros compromisos onlinesino por ejemplo las tareas que debemos acometer a lo largo de la semana.

Utilizar dichos programas es un claro ejemplo de otro punto de la lista, el de mantener nuestros dispositivos sincronizados, ya que la mayoría de utilidades suele tener aplicación en los principales sistemas operativos móviles como Android, iOS o Windows Phone 7, por lo que este año que viene puede ser una muy buena idea utilizar nuestros dispositivos como agenda digital, una agenda que rellenamos mientras trabajamos o en esos pequeños ratos libres que tenemos al día.

Continúa aprendiendo

Internet ha sido una revolución en el mundo de la educación, y auque a veces no nos demos cuenta, pone una serie de recursos virtualmente ilimitados a nuestra disposición de cara a obtener nuevos conocimientos de acuerdo a nuestros intereses. ¿Te has propuesto aprender un determinado idioma el año que viene? No hay problema. Independientemente de si vas a tomar clases o no, la red pone a tu disposición manuales, guías, y un sinfín de contenidos en cualquier idioma de tu elección. Simplemente haz una búsqueda de los temas que te interesan y déjate llevar por el hipertexto.

Esto se aplica a cualquier ámbito. ¿Eres programador y quieres aprender un nuevo lenguaje? ¿Tal vez siempre fue tu sueño diseñar videojuegos? Haz uso de la red. No sólo aprenderás lo que te propongas, sino que aprenderás a aprender.

Abre tu propio blog, comparte con el mundo

¿Has tenido alguna vez un blog? ¿Has querido abrirlo pero finalmente no has dado el paso? El inicio del nuevo año puede ser la excusa perfecta para abrir una bitácora en la que compartir tus pensamientos y contenidos con todo el mundo. Los enfoques son ilimitados, casi tanto como los formatos actuales.

Escribir un blog puede servirnos además para aprender y profundizar sobre las cosas que nos interesan y a la vez compartir esos conocimientos o hallazgos con la gente. Despacito y con buena letra, podemos optar por un proyecto sencillo e ir creciendo según evolucione nuestra forma de escribir. Las satisfacciones que puede dar una bitácora son muchas, y ya no sólo a nivel personal sino profesional, repito, todo se centra en el enfoque que queramos darle.

Hace poco os contábamos algunos consejos para crear un blog personal, datos tales como el por qué, que temas tratar, regularidad o una lista de servicios a escoger que os ayudarán y orientarán en un proyecto que será vuestro y que compartiréis con quienes queráis, porque Internet lo hacemos todos.

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s