Nuevo chip wireless permitirá transferencias inalámbricas hasta 30Gbps

 

Las conexiones inalámbricas darán en el futuro un salto extraordinario. Si las velocidades de hasta 400Mbps que se consiguen con los chips Wi-Fi más avanzados del mercado nos parecen impresionantes, solo tendremos que esperar unos años para que se nos caiga la mandíbula al suelo de la sorpresa, pues el fabricante japonés Rohm anunciaba ayer un nuevo chip de comunicaciones inalámbricas capaz de alcanzar una velocidad de transferencia de 1.5 Gigabits por segundo en sus pruebas, la tasa más alta jamás alcanzada por un dispositivo sin cables de estas características. Pero lo más increible es que la firma asegura que en un futuro próximo, la misma tecnología permitirá alcanzar nada menos que hasta 30Gbps, convirtiendo las conexiones inalámbricas en una fuente instantánea de información.

El chip en cuestión, desarrollado en conjunto entre la Universidad de Osaka y Rohm, tiene unas medidas de 1.5 x 3 milímetros, y utiliza ondas ‘de radio’ con frecuencias sobre el Teraherzio para la transmisión de datos, algo hasta ahora reservado a otro tipo de investigaciones y productos. El módulo donde se incorpora el chip tiene una micro antena integrada, y no mide más que un par de centímetros, lo que podría habilitar su incorporación en todo tipo de dispositivos. Aún más interesante si cabe son sus costes de fabricación, estimados, según el diario The Nikkei en su informe sobre esta tecnología, en tan solo “unos cuantos cientos de Yenes” — O lo que es lo mismo, apenas unos Euros, si tenemos en cuenta que cada Yen cuesta apenas 1 céntimo de Euro — que en comparación con los chips basados en ondas Teraherzio con costes estipulados en “millones de Yenes” y capaces de alcanzar poco más de 100Mbps, resulta irrisorio.

La tecnología está aún en pleno desarrollo, y se trabaja minuciosamente en aumentar tanto el ancho de banda posible como el radio de funcionamiento, aunque la gente de ROHM está convencida de que los nuevos chips estarán preparados para su producción en masa en tan solo tres o cuatro años, periodo en el cual sus costes de producción podrían reducirse aún más, dando lugar a adaptadores de red inalámbricos Gigabit a precios muy económicos. Para ponerlo en un entorno real, podríamos decir que si estos chips wireless alcanzan la velocidad prometida, podrían transmitir hasta 7 streams de video 4K en tiempo real, que pueden tener un bitrate aproximado cercano a los 3.8Gbps, nada mal para tan diminuto dispositivo.

Fuente

Genius presenta su teclado LuxePad inalámbrico para iPad

Con conexión Bluetooth V2.0 los usuarios pueden utilizar el dispositivo a una distancia de hasta 9 metros de su iPad

Miami, USA, 10 de octubre de 2011 – Genius, fabricante de dispositivos de entretenimiento y periféricos para el mejor disfrute de contenidos multimedia, presenta su nuevo LuxePad, un teclado inalámbrico ultra delgado con conexión Bluetooth V2.0, especialmente diseñado para utilizar con las nuevas iPad. Al contar con este tipo de tecnología de conectividad, el nuevo LuxePad además de brindar conexión inalámbrica, ofrece un bajo consumo energético.

 

Ya sea sobre las piernas del usuario, una mesa, escritorio o donde más cómodo le quede, el nuevo LuxePad puede utilizarse a una distancia de hasta 9 metros aproximadamente, gracias a la tecnología Bluetooth incorporada. Por su tamaño compacto ocupa menos que cualquier teclado común, brindándoles a los usuarios gran comodidad y practicidad a la hora de escribir en su iPad, y ofrecer espacio adicional para apoyar otros gadgets. Además, es muy conveniente llevarlo a cualquier parte con el iPad, pues es muy delgado y su batería Li-ion recargable es muy duradera y puede recargarse usando el cable USB incluido.

Su suave estructura brinda al usuario un tacto suave al escribir con las teclas del nuevo LuxePad de Genius. Sus delgadas teclas producen una agradable sensación de uso debido a su excelente respuesta táctil, comodidad y poco ruido, y a su vez, el teclado incluye 10 teclas de atajo para facilitar todas las funciones que se usan frecuentemente como los controles de Reproducción/Pausa, Detención y Silencio, además de poder ajustar el volumen del sonido.

El nuevo teclado LuxePad para iPad funciona con el sistema operativo iPad iOS4 o superior. Viene con 1 año de garantía y ya está disponible con los distribuidores autorizados de Genius en toda la región Latinoamericana. El producto tiene un precio de lista de $69.99 dólares en los EEUU.

Para mayor información, visite www.geniusnet.com

Acerca de Genius

Genius-KYE Systems Corp. fue establecida en 1985. Durante las últimas dos décadas, Genius se transformó de ser un fabricante de periféricos para PC a una marca líder mundial en productos de electrónica de consumo. En 2006, se vendieron alrededor del mundo más de 35 millones de productos Genius. Gracias a su tecnología innovadora y avanzada, así como a su diseño simple y ambiental, los productos Genius han recibido prestigiosos premios de diseño que incluyen el Red Dot Design Award y iF Design Award, ambos de Alemania, Innovations Design and Engineering Awards del International CES en los Estados Unidos, el premio de diseño G-Mark Good Design de Japón, y el premio National Gold Award of Excellence Award en Taiwan. Todos estos reconocimientos validan el liderazgo tecnológico y la capacidad de diseño de Genius entre los expertos de la industria y los consumidores de todo el mundo.
Como fabricante de periféricos para computadora, altavoces, audífonos (diademas), tabletas gráficas y electrónica de consumo, Genius-KYE Systems está enlistada entre las principales 20 marcas mundiales de Taiwán en los últimos tres años consecutivos. Desde sus inicios, Genius se ha consagrado en la construcción de su marca, manteniendo su lema “Vivir con Ideas”, mientras se orienta a proporcionar a los consumidores periféricos digitales innovadores, fáciles de usar, y de alta movilidad.
Las oficinas generales de Genius Latin America están en Miami, Florida, desde donde funcionan los departamentos de ventas, mercadotecnia, soporte técnico y garantías para las regiones de América Latina y el Caribe.

Fuente

GPU para obtener contraseñas en instantes

Las tarjetas gráficas o GPU son un poderoso procesador por sí mismo. Pero no un procesador cualquiera, sino uno de esos que hacen las cosas tan en paralelo que es casi como tener una pequeña supercomputadora en un chip. Por eso no es sorprendente que con la mejora de las interfaces de programación (API) para GPU, el abaratamiento de estos dispositivos y su cada vez mejor desempeño, surjan aplicaciones antes impensables para una computadora personal. Una de esas aplicaciones es la obtención de contraseñas con ataques de fuerza bruta.

Un ataque de fuerza bruta es, algorítmicamente hablando, el que se realiza explorando todo un universo de soluciones. En el caso de la obtención de contraseñas implica explorar todas las posibles combinaciones de contraseñas a partir de un alfabeto dado, tal vez con ayuda de algún diccionario. Los ataques de este estilo no son tan “a lo bruto”, por el contrario ciertas técnicas tienen que ser contempladas para que resulte un programa tan eficiente como sea posible.

El GPU por su parte ofrece una arquitectura interna similar a un arreglo de procesadores independientes pero interconectados entre sí para para transferir datos, compartir memoria, casi como en un cluster de computadoras. Las GPU son así porque los algoritmos fundamentales para la generación de gráficos por computadora son altamente paralelizables, es decir, pueden descomponerse en pequeñas instancias independientes que resuelven una tarea común: generar gráficos 3D, sus polígonos, multiplicar las matrices correspondientes, etc.

Y si el algoritmo implica hacer cómputo paralelo, qué mejor cuando la máquina donde se ejecute también lo sea. En el caso de la GPU cada unidad de procesamiento ejecuta un hilo de ejecución, una subtarea que resuelve una instancia del problema principal a una velocidad de vértigo.

NVIDIA entendió pronto que sus GPU podrían tener grandes aplicaciones creadas por los usuarios, así que entregó a los desarrolladores un API adecuada para ello. Esto significó un paso adelante para la historia del cómputo científico, donde a un costo relativamente bajo los científicos podrían hacer supercomputación (y llevarla consigo en sus laptops o a su oficina). La NVIDIA Tesla, por ejemplo, es una “máquina de escritorio” que según el modelo puede tener de 128 hasta 1792 unidades (cores) de procesamiento. Tianhe-1A, la supercomputadora de Tianjin, China, tiene 7.168 máquinas NVIDIA Tesla (operadas por Linux, por cierto) y es la segunda más rápida del mundo.

Bien, pues regresando al asunto de las contraseñas tenemos que pruebas de desempeño como la de Vijay Devakumar demuestran el poder impresionante de las GPU para desvelarlas (no es la primera ni la última prueba al respecto). Estos fueron las condiciones su experimento:

  • Usó la herramienta ighashgpu del ruso Ivan Golubev para ataques de fuerza bruta vía GPU contra diversos algoritmos de cifrado como MD5, SHA1, etc.
  • Usó, para efectos comparativos, el software Cain & Abel, que utiliza únicamente el CPU
  • Las contraseñas estaban cifradas en NTLM, de Microsoft
  • La GPU fue una ATI Radeon 5770

Estos fueron sus resultados (tiempo en descifrar la contraseña) para diferentes longitudes de contraseñas alfanuméricas:

  • 5 carácteres: Cain & Abel 24 segundos, ighashgpu menos de un segundo
  • 6 carácteres: Cain & Abel 90 minutos, ighashgpu 4 segundos
  • 7 carácteres: Cain & Abel 4 días, ighashgpu 17.5 minutos
  • 8 carácteres: Cain & Abel 256 días, ighashgpu 18.5 horas
  • 9 carácteres: Cain & Abel 43 años, ighashgpu 48 días

Las velocidades son in-com-pa-ra-bles… Aquí un vídeo para demostrarlo.

Expertos en seguridad como ESET Latinoamerica advierten del peligro que representa una tecnología así en manos equivocadas… Pero tranquilos, no se asusten pues no todo es malo, porque como tecnología la de las GPU es una verdadera joya con muchas aplicaciones científicas que vienen de la mano con una nueva generación de algoritmos paralelos.

Lo que viene en camino es el cómputo híbrido, CPU más GPU, por todas partes, en todas nuestras aplicaciones. Y una potencial supercomputadora en cada hogar.

Fuente

Apple lanza su adaptador MicroUSB para Europa

Una de las numerosas dudas relacionadas en torno al lanzamiento del nuevo teléfono de Apple era si finalmente adaptarían su conector, el famoso conector dock de 30 pines que ha sido un estándar para todos sus productos. Todos sabemos que la compañía de Cupertino es muy suya y parecía bastante difícil que se fuesen a replegar antes las exigencias dela Unión Europa para cambiar todos los conectores de los teléfonos móviles a MicroUSB por cuestiones económicas, logísticas y sobre todo ecónomicas.

Lo que la normativa pretende es adoptar el MicroUSB como estándar en todos los países de la unión, era un acuerdo voluntario que las compañías podían firmar de manera libre, pero entre esas compañías aparecía Apple y hasta ahora no se sabía muy bien cómo iban a apañárselas para introducir el MicroUSB sin arriesgarse a recibir una multa o una sanción. La respuesta es el conector que podéis ver sobre estas líneas y que según información procedente de Reino Unido va a ser puesto a la venta en un periodo muy breve de tiempo.

Cuesta 8 libras (9,2€ al cambio), un precio bastante aceptable si tenemos en cuenta los que suele manejar Apple y permite transformar el conector dock en uno MicroUSB, de esa manera la compañía se quita legalmente a la Unión Europea de encima, teóricamente al menos y ofrece a sus usuarios la posibilidad de utilizar este nuevo estándar. Aunque bajo ningún concepto veía yo posible la fabricación de dos modelos distintos de iPhone, uno para USA con el conector de 30 pines y otro para Europa con MicroUSB, tenía curiosidad por conocer cómo resolvería finalmente esta situación.

La solución me parece acertada, y hasta un poco evidente, pero bastante tibia de cara a efectos prácticos ¿Quién se va a plantear comprar este adaptador sólo porque sea estándar en toda Europa? Porque a mí por lo menos mientras me funcione el que viene de serie voy a prescindir de un accesorio extra, por muy pequeño y minimalista que parezca.

Fuente